Quiénes somos

¡Ya estás aquí! ¡Es todo un placer conocerte!

Gracias por visitar Mundo Esotérico. Por favor, siéntete como en casa.

Mis dos únicos propósitos para seguir manteniendo Mundo Esotérico, son:

  • ayudar a facilitar el crecimiento personal y espiritual, el empoderamiento y la sanación para todos aquellos que deseen vivir una vida mejor
  • y servir de lugar de paz y calma para la mente, cuerpo y espíritu, un lugar para revitalizar y mantener fuerte la memoria de nuestra propia divinidad.

Si puedo serte útil o ayudarte de alguna manera, no dudes en contactarme.

Mi historia personal

Me llamo Martina Carter y aunque nací en España, resido actualmente en Estados Unidos. Soy médium y astróloga profesional y me gusta especialmente todo lo relacionado con el ocultismo, la simbología, el esoterismo y lo paranormal..

Como tú, soy una incansable exploradora y me encanta descubrir cosas nuevas.

Como Escorpió que soy, el “porqué” de todo ha sido siempre la búsqueda del conocimiento. El valor facial tiene poco significado para mí.

Sólo cuando bajamos a lo más profundo de las cosas podemos realmente conocer la verdad.

Para mí, las dos verdades que más importan son – ¿de dónde venimos y a dónde vamos después de morir?

Pero, estas dos, se convirtieron en las verdades más importantes para mí después de…

Cómo me convertí en médium y astróloga

El 5 de enero de 1997 mi madre fue asesinada por negligencia médica que resultó finalmente en su muerte.

Cuando se presentó en la sala de emergencias aquella mañana, un miembro del personal del hospital sacó los registros equivocados y mi madre fue tratada en base al historial médico completo de un extraño.

Los procedimientos y medicamentos erróneamente aplicados le indujeron un ataque cardíaco.

Sólo tenía 61 años.

Nunca habíamos sido una familia muy espiritual o religiosa, así que no atribuí a ninguna doctrina en particular lo que sucede después de la muerte. Lo único en lo que creía en ese entonces era en el dolor insoportable que cubría cada parte de mí.

Después de asistir a una gran variedad de ceremonias eclesiásticas en un esfuerzo por averiguar qué le había pasado a “ella”, lo único que sabía con seguridad era que mi madre todavía estaba “ahí fuera”… en algún lugar… y que iba a encontrarla, costase lo que costase.

Durante los siguientes años gasté más de quince mil dólares en lecturas con astrólogos, psíquicos, médium, clarividentes, canalizadores de energía, consejeros espirituales, etc. En definitiva, todo lo que me parecía creíble por aquel momento.

Los libros y CD’s que compré podrían llenar toda una tienda de los antiguos Blockbuster. También descubrí que hay más ferias psíquicas y exposiciones metafísicas en este país de las que uno podría imaginarse.

En todos mis viajes, definitivamente hubo determinadas “cosas” que me hicieron conectar con ella.

El único mensaje coherente que recibí de los médium fue que yo era “una persona muy dotada y que algún día trabajaría en este campo”. A lo que yo siempre respondía: “tonterías”.

Una mañana, exhausta y deprimida hasta lo más profundo de lo que ahora creo que es el alma, pensé para mí misma: “Está bien, mira, sabes que hay algo de verdad en todo esto. No seas tonta. Mira a ver si puedes conectarte con tu madre por ti misma.”

Así que decidí tomar una clase de desarrollo psíquico.

Fue entonces cuando el woo-woo se volvió real.

Mi maestros fueron los incomparables Dra. Jenn Zahrt y Jeff Jawer.

A Jenn la puedes encontrar en Twitter y, a Jeff, bueno, creo que es mejor que lo conozcas leyendo alguno de sus libros junto con Rick Levine. Ha escrito 14 y todos ellos son muy recomendables.

Lo cierto es que las experiencias psíquicas del primer día me aterrorizaron por completo.

Aunque también me convencieron de que hay vida después de la muerte y que cada uno de nosotros tiene un médium/astrólogo en su interior.

Además, me volví perfectamente clara con respecto a mi propósito en la vida.

A una de las clases que acudí de Jenn Zahrt, comenzamos con una meditación.

Nunca había meditado antes, pero pensé que era como concentrarme, así que eso fue lo que hice.

Cuando “nos despertó”, sentí como si me hubieran drogado. No tenía idea de que estaba en un estado alterado de la conciencia.

Entonces nos dio una baratija a cada uno de nosotros y dijo: “A ver qué obtenéis de esto”. Lo que no sabía que estaba probando nuestras habilidades psicométricas.

En un nano-segundo estaba sollozando y diciendo una y otra vez, “Es amor. Lo amo tanto. Lo extraño tanto. Hay tanto amor.”

Igual de rápido, los sollozos se convirtieron en un flujo constante de pensamientos hablados en voz alta. No tenía ni idea de que estaba canalizando.

“Quiere que sepas que estará aquí este fin de semana. Dice que es un evento especial y que vendrá a celebrarlo contigo y con tu marido”. Dije en un tono de voz que no era el mío.

El episodio terminó tan pronto como comenzó.

Mi respiración se ralentizó, las lágrimas se detuvieron y en ese momento me sentía débil.

Con el paso de los minutos, me di cuenta de que el resto me miraba fijamente, con la mandíbula floja y todavía como… bueno… sorprendidos.

Jenn dijo con voz calmada: “Esa caja de anillos pertenecía a mi suegra, que murió el año pasado. Ella y mi marido comparten fecha de cumpleaños. Es este sábado. Tendremos una fiesta”.

Apenas hablé durante la semana siguiente.

Cuando tomé mi decisión, concerté una cita con Jenn y le dije: “Voy a ser médium y astróloga profesional. Quiero ayudar a tanta gente como pueda, conectar con su familia, amigos y mascotas que han fallecido”.

Y así soy yo.

Por eso hago lo que hago y no por otra razón.

Sólo aquellos que leen hasta aquí sabrán que esta web, Mundo Esotérico, está dedicada a mamá.

Si ella no hubiera elegido dejar este mundo con sólo 61 años, nunca me habría convertido en una médium que (esperemos) pueda ayudar a la gente a encontrar la paz y la tranquilidad durante sus propios momentos de dolor y pérdida.

Si puedo serte de utilidad, por favor, házmelo saber. Intento responder a correo electrónico que recibo.

Perfiles donde puedes encontrarme:

Astrólogos que sigo y que recomiendo seguir

Todo el fundamento que recojo en la web está inspirado en grandes astrólogos y fuentes de máxima confianza, o al menos lo son para mí.

Son personas en las que confío al 100% y en a las que bajo mi punto de vista deberías seguir.

María DeSimone

Maria DeSimone ha ejercido un gran impacto en la comunidad astrológica por ser una de las mujeres pioneras en este campo. Lleva como astróloga profesional desde 2005.

Su excepcional habilidad para descomponer la Astrología en información útil y de interés te hará sentir sed de más. De hecho, María hace que la Astrología sea contagiosa. Puedes leer más acerca de ella en su página web.

También recomiendo seguirla en YouTube y en su perfil de Facebook.

Rick Levine

Si alguna vez has leído el horóscopo y te has sorprendido de lo preciso que es, probablemente pertenezca a Rick Levine.

Como astrólogo profesional desde 1976, Rick se ha convertido en un líder respetado en la comunidad astrológica mundial.

Es fácil ver por qué: es uno de los autores de horóscopos más ampliamente publicados, ha hecho numerosas apariciones en radio y televisión, ha hablado en eventos profesionales en todo el mundo y dirige su propio negocio de consultoría astrológica.

Te recomiendo seguirle en su cuenta oficial de Twitter, Facebook y el ‘Daily Overview’ en su página web.

Quiénes somos
5 (100%) 7 votes